TOP
Image Alt

Lortravel

Las mejores vistas de Nueva York: los miradores de los rascacielos

Ver Nueva York desde arriba es algo mágico. Es un gran conjunto de rascacielos, uniones de calles y avenidas y vías llenas de personas. Claramente da la sensación de una ciudad en perenne movimiento, una metrópolis que no da tregua y que termina capturándonos con su encanto.

No hay nada más emocionante que admirar la Gran Manzana y perderse en los propios sueños, fantaseando sobre el futuro. A todos nos sucede. Esta ciudad nos motiva a soñar y nos da el impulso y la energía necesaria para realizar estos sueños.

Justo por esta razón, ver la ciudad que no duerme más desde lo alto es una oportunidad que no se pueden perder durante su viaje, y definitivamente no podrán resistirse a la tentación de tomar fotografías del panorama que se abrirá frente a sus ojos y que los dejará sin aliento.

En Nueva York hay cuatro rascacielos que tienen un observatorio panorámico abierto a los turistas: el Empire State Building, el 30 Rockefeller Plaza (con el observatorio Top of the Rock), la Freedom Tower, en el One World Trade Center, y el Edge, recientemente inaugurado.

En este artículo, nos gustaría repasar de manera más específica estos observatorios de la Gran Manzana, incluyendo las novedades. Por ejemplo, os hablaremos del nuevo observatorio en el piso 102 del Empire State Building que fue renovado recientemente, o el último en incorporarse, el Edge, en Hudson Yards.

El observatorio del Empire State Building

20 W 34th St

Durante muchos años, hasta 1973, el Empire State Building fue el rascacielos más alto de Nueva York, con 381 metros de altura. Hoy en día, sin duda alguna, es el edificio más icónico de la metrópolis. Un auténtico símbolo de la ciudad a nivel mundial, que ofrece uno de los mejores puntos de observación de Nueva York.

Otra particularidad del Empire State Building tiene que ver con su iluminación. De hecho, se ilumina con colores celebrativos en fiestas o eventos especiales. Por ejemplo, para la Fiesta de Acción de Gracias (el famoso Thanksgiving Day) las luces del edificio se tornan de color rojo, naranja y amarillo.

En su interior, hay dos pisos que están dedicados a los puntos de observación turística (Observation Deck):

  • El piso 86, a 320 metros de altura. Aquí encontraréis un recorrido en el interior, así como una terraza exterior que ha sido el escenario de tantas tomas cinematográficas y de televisión. Esta última ofrece una vista de 360° sobre Nueva York, sus atracciones y lugares icónicos (el Puente de Brooklyn, Central Park, el río Hudson y el East River, la Estatua de la Libertad, Times Square, etc.)
  • El piso 102 a 380 metros de altura. Este último está recién remodelado y prácticamente lo acaban de reinaugurar (el 12 de octubre de 2019). Hasta enero de 2020, la vista era limitada pues la parte inferior de las ventanas tenía un muro. Ahora, en cambio, las nuevas ventanas (que van desde el suelo hasta el techo) dan al vacío y permiten observar una vista realmente única. De un solo vistazo podrán abarcar todo el panorama. Además, tiene un nuevo y sorprendente ascensor de cristal.

El observatorio del Empire State Building abre todos los días de las 8:00 hasta las 2:00 de la madrugada (el último ascensor sube a la 1:15 de la mañana). Es ideal subir en días despejados, para tener más visibilidad, y recomendamos dos momentos: el atardecer (con una atmósfera impresionante) y a medianoche, momento del día en que encontraremos menos cola.

El Top of the Rock

30 Rockefeller Plaza

El Top of the Rock es uno de los mejores observatorios de Nueva York y se encuentra en el 30 Rockefeller Plaza. La entrada la encuentran sobre la 50th Street entre la Fifth y Sixth Avenue.

Al encontrarse en el centro de Manhattan, las vistas que pueden admirarse desde este lugar son excepcionales. Al ver hacia el sur, os quedaréis sin aliento al ver el las vistas del Empire State Building que no se encuentra muy distante, y por lo tanto, se ve muy bien. Mientras que, si ven hacia el norte, se encontrarán con una panorámica dominada por el Central Park, el pulmón verde de la ciudad. El contraste entre el verde del parque y el gris de los rascacielos es estupendo.

El observatorio está en tres pisos: el 67, el 69 y el 70. El punto más alto se encuentra a 260 metros de altura aproximadamente. Por lo tanto, son tres terrazas panorámicas internas y externas y desde el piso 70 del edificio se puede disfrutar de una vista de 360° de Nueva York.

Está abierto todos los días de las 8:00 de la mañana hasta la medianoche (el último elevador sale a las 23:15). Del 24 de diciembre al 1 de enero los horarios sufren variaciones. No obstante, recomendamos subir de día, ya que así podremos observar mejor el verde del Central Park, que no se encuentra iluminado por la noche. Además, si tenéis contratado el Citypass, siendo previsores podréis reservar hora y evitaros las colas.

El observatorio One World Trade Center

117 West Street

Este es el punto más alto de Nueva York. El One World Observatory se encuentra en la cima de la Freedom Tower, conocida oficialmente como el One World Trade Center (1WTC). Con sus 541 metros de altura es, actualmente, el rascacielos más alto de la Gran Manzana (el sexto más alto del mundo) y fue construido en la zona donde estaban las Torres Gemelas, por lo que se ha convertido en un símbolo del renacer de la ciudad tras los atentados del 11 de septiembre.

Este observatorio se encuentra en la zona del Downtown (al sur de Manhattan) e incluye tres pisos: 100, 101 y 102. La vista es muy parecida a la que se experimenta cuando se vuela en un helicóptero y puede apreciarse toda la bahía de la ciudad. Se ve muy bien toda la zona sur de Manhattan, la Estatua de la Libertad, el Puente de Brooklyn, etc.

Los Sky Pod, los ascensores que los llevarán al observatorio, son realmente impresionantes. Cuentan con pantallas donde nos muestran imágenes y videos que hacen un recorrido por el nacimiento y desarrollo de Nueva York. Son los ascensores más rápidos del hemisferio occidental: ¡en menos de 60 segundos se encontrarán en la cima!

El One World Observatory está abierto todos los días y el horario varía periódicamente.

The Edge, el observatorio al aire libre más alto del hemisferio occidental

30 Hudson Yards

¿Os gustaría acercaros a las nubes?, ¿mirar la Gran Manzana a 345 metros de altura? Desde el 11 de marzo de 2020 podemos hacerlo desde The Edge, un ambicioso proyecto que acerca a neoyorkinos y turistas literalmente a las nubes.

Este observatorio, diseñado por William Pedersen y Kohn Pedersen Fox Associates (KPF) sobresale del “30 Hudson Yards”, uno de los rascacielos del proyecto inmobiliario más lujoso de la historia de los Estados Unidos, ubicado en un vecindario exclusivo al Oeste de Manhattan.

Se trata del balcón al aire libre más alto del hemisferio occidental. Cuenta con un área de 696 metros cuadrados y está rodeado de 79 paneles de cristal de 3 metros de altura ligeramente inclinados hacia afuera.

Pero su atractivo no solo es la terraza, sino que también cuenta con un área cubierta con vistas de 360º que además, es una gran alternativa durante el invierno.

Los observatorios del One World Trade Center y el del Empire State Building (solo el del piso 102) son más altos, pero The Edge marca la diferencia, ya que es el único que se encuentra al aire libre.

Además, tiene un espacio de piso de vidrio desde donde se puede observar hacia abajo (NO APTO PARA CARDÍACOS).

Tenemos que confesar que en julio de 2020 aún no hemos visto la última incorporación, ya que se encontraba cerrado en nuestro último viaje, pero pronto tendremos que ir a conocerlo. Siempre hay que buscar una excusa para volver a Nueva York, no? ¿Cuál es la tuya?

Deja un comentario

You don't have permission to register
Abrir chat